jaque mate

27 06 2010

“Bueno, no olvides Arnaldo, el peón puede moverse enfrente dos casilleros la primera vez y luego sólo uno, el alfil en diagonal (…) y así se hace un MATE PASTOR, me has entendido?”. Con un gesto asentí y comenzamos a jugar.

Era un atardecer en Ciudad del Este, (quien sabe cuanto tiempo atrás). Dentro de una Kombi comiendo un sándwich de jamón y queso con una ANTARTICA (capaz por esa imagen y donde mas cerca puedo comprar esa bebida es que me encanta CDE), el redactor de éste blog estaba aprendiendo a jugar ajedrez gracias a su padre.

Le confieso amigo lector que si usted pudiera ver la descripción que está en mi cabeza notará que esa imagen (de las pocas que compartí con mi padre) está impregnada en mi mente; que, conforme va pasando el tiempo se hace cada vez  más presente..cada vez más real.

Ya habia pasado tiempo que papá se había ido. Desde que tengo uso de razón el ya no está nosotros y esa fue una de las pocas ocasiones que pude convivir con el, por lo menos los fines de semana.

Lo admito: fue muy difícil vivir sin él, no piense que es fácil. Tener que aprender cosas por cuenta propia, cuando en realidad Él te las tuvo que haber enseñado no es para nada divertido.

Pero alguna vez escuché algo que difícilmente se borrará de mi memoria:

El tamaño de tu necesidad, es del tamaño de tu DIOS, solo ÉL puede suplirlas.

Como no hay mal que por bien no venga, he conocido a alguien que pudo suplir esa necesidad y cambio mis dificultades y limitaciones por sueños y pretensiones, gracias JESUS por cambiar mi vida.

Seguramente tenemos esas “adversidades” porque ÉL confia en nosotros y sabe que podremos superarlas.

En mi caso fue el que papá no esté presente conmigo en toda mi niñez y adolescencia, pero de cualquier manera o en cualquier adversidad, DIOS está ahí para suplir sus necesidades y superar las adversidades, de eso no dude, amigo lector.

Por eso hasta tenemos que estar agradecidos de los desafíos y limitaciones que tenemos, porque va a haber una recompensa para aquellos quienes lo superan.

Sólo de esa manera, amigo lector, podremos hacer jaque mate a la adversidad y recibir esa corona de vida que Dios nos prometió.

Anuncios

Acciones

Information

One response

28 06 2010
mumi dos santos

Hijo… leer esto me toco mucho, me paso lo mismo y estoy totalmente de acuerdo que solo Dios es la respuesta, que solo El puede llenar ese vacio que con tanta desesperacion a veces buscamos cargar con otras cosas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: